jueves, 3 de diciembre de 2009

ANALISIS ECONOMICO DE LA SEGURIDAD E HIGIENE

Si bien es cierto que la Seguridad Social tiene un aspecto esencialmente humanitario, no debemos soslayar que la Salud y la Seguridad en el Trabajo; así como la prevención tienen claras exigencias económicas y materiales en función directa a la productividad, la misión de cada empresa y el interés de la sociedad.
Por ello, la legislación mexicana establece de manera precisa la responsabilidad empresarial de garantizar la salud e integridad física de los trabajadores de cada organización laboral, incluyendo y responsabilizando a los obreros para que velen por su propia seguridad y la de sus compañeros de trabajo.
Es indudable que mantener la capacidad de trabajo, no solamente responde a un mandato humanitario o constituye una forma de cada empresa para proteger su capacidad productiva y su capital, sino que también significa preservar el patrimonio propio de cada trabajador y sus expectativas de desarrollo y superación personal.
Por otra parte, la frecuencia de los riesgos de trabajo trae consigo importantes sufrimientos físicos y morales para el trabajador que ha sido objeto del accidente o la enfermedad; pero además afecta a quienes dependen económicamente de él, a tal grado que suele llegar a cambiar la actuación social de toda la familia, generalmente restringiendo las oportunidades para su desarrollo.
Así, las repercusiones económicas de los riesgos de trabajo son varias, se suceden de diferentes maneras y pueden ser observadas desde diferentes perspectivas; dependiendo desde luego en forma directamente proporcional, de la severidad y la trascendencia de las lesiones.

Para la empresa, es evidente que los Riesgos de Trabajo tienen un costo que impacta el costo total del producto, sean bienes o servicios, aumentando consecuentemente el precio que los consumidores tienen que pagar, modificando la oferta y participando desde luego en las fluctuaciones del mercado.
Puede parecer extraño y deshumanizado abordar el problema desde un punto de vista económico y tratar de estudiar los costos de los Riesgos de Trabajo, pero la realidad no puede restringirse a evaluaciones subjetivas con implicaciones emocionales, sino que debe enfrentar las exigencias de carácter material referentes a las organizaciones y a su administración. Por ello es importante estudiar el fenómeno de los Riesgos de Trabajo en forma objetiva teniendo en cuenta el costo, el papel económico y la influencia que representan para el trabajador, para las empresas, la familia y para el ámbito social.
Así pues, es muy importante señalar que los costos del fenómeno de los Riesgos de Trabajo debe ser estudiado en forma integral y desde diferentes ópticas, en función de las partes afectadas, para poder comprender la manera como se ven afectados los intereses y la dinámica de las partes involucradas.

6.1 Costos de accidentes y enfermedades
Para el Trabajador:
Si consideramos primeramente al trabajador, se debe mencionar que este esta protegido contra los Riesgos de Trabajo según el caso por prácticamente todas las instituciones de Seguridad Social Mexicanas y tiene derecho a la atención médica con el pago de las incapacidades consecuentes al riesgo. Sin embargo en la mayoría de los casos las lesiones le afectan económicamente de manera adicional a través de:
1) Los gastos de transportación y desplazamiento hacia los lugares de atención médica
2) Las perdidas en percepciones y prestaciones adicionales al salario base
3) Los gastos por la adquisición de algunos materiales complementarios al tratamiento. 4) Las erogaciones con relación a asesoría jurídica y a la interposición de demandas de carácter laboral
Para las Empresas:
Los principales costos económicos para las empresas en relación con los Riesgos de Trabajo se pueden separar en los siguientes dos grandes grupos:
6.1.1 Costo directo del accidente y enfermedades
Costos Directos:
Este grupo incluye los costos tanto en materia de prevención, como del seguro de Riesgos de Trabajo.
1) La inversión en materia de la prevención de los Riesgos de Trabajo tales como medidas y dispositivos de seguridad, instalaciones, equipo de protección especifico, señalamientos, cursos de capacitación y otras erogaciones.
2) Las cuotas o aportaciones que por concepto de seguro de Riesgos de Trabajo esta obligado a pagar el empleador al seguro social, o a otras organizaciones similares o equivalentes.
3) Las primas o costos de los seguros adicionales para la empresa y los trabajadores.
EL IMPACTO SOCIAL DE LOS RIESGOS DE TRABAJO
Los costos directos e indirectos en general son relativamente fáciles de medir, cuantificando el monto económico de las erogaciones que hemos mencionado. Sin embargo, existen múltiples efectos adicionales causados por los riesgos de trabajo que son mucho más complejos, abarcan varias áreas y son difíciles de cuantificar o ponderar. Estos efectos que generalmente pasan desapercibidos y no son evaluados en su justa magnitud, los denominaremos genéricamente como el impacto social de los Riesgos de Trabajo.
Evidentemente este impacto social se deriva de la suma de los costos directos más los efectos indirectos originados por los accidentes de trabajo y las enfermedades de trabajo.
Se han mencionado múltiples fenómenos adicionales cuya magnitud es muy difícil de precisar, pero que deben ser considerados y ponderados por su gran relevancia. Estos son a saber:
Para el Trabajador:
Las afectaciones directas a su persona, a sus capacidades personales y a sus expectativas de desarrollo individual, tales como:
1) El sufrimiento físico y moral
2) La disminución o perdida de sus capacidades físicas
3) La disminución de su vida productiva
4) La restricción de su ingreso económico y presupuesto personal
5) La disminución de sus expectativas de desarrollo personal
6) La disminución de su esperanza y calidad de vida
Para la Familia:
La disminución de las expectativas de desarrollo de los miembros del núcleo familiar que dependen del trabajador, así como aparición de fenómenos de alteración de la dinámica familiar en relación con:
1) La disminución del ingreso y presupuesto familiar
2) La presencia de disfunción familiar
Para la Sociedad:
Desde el punto de vista social, de acuerdo a la magnitud de las secuelas de los Riesgos de Trabajo y en forma inversamente proporcional a la efectividad de la rehabilitación se presentan habitualmente fenómenos tales como:
1) Discriminación laboral
2) Segregación social
3) Conductas anti sociales
4) Psicopatología
5) Mortalidad prematura
Desafortunadamente estos efectos son demasiado frecuentes y se han producido siempre en la evolución histórica del hombre, en las diferentes sociedades y culturas. Por ello se ha mantenido constante la preocupación de la sociedad en disminuir la frecuencia y la magnitud de estos fenómenos y sus efectos.
6.1.2 Elementos de Costo del Accidente y Enfermedades
En el costo unitario del producto se incluyen costos de diferentes imputs, tales como el de material, mano de obra, equipo, materia prima y capital. De igual forma el costo del accidente, se determina en principio por costos ocasionados por diversos elementos que componen el sistema.

Existen dos clases principales de costos de accidentes:
a) Costos del seguro (asegurado o directo)
b) Costos sin asegurar (indirectos).

En la teoría clásica los costos directos son:


6.1.3 Costos Directos
H. W. Heinrich (Travellers Insurance Company) uno de los primeros investigadores que intentaron determinar el valor del costo de los accidentes y su influencia en la producción, después de varios estudios y con base en elementos estadísticos de la época (años 1930)26, concluyó que todo accidente tiene como consecuencia dos tipos de costos: costos directos y costos indirectos o incidentales, en una proporción de 4 a 1 de los últimos respecto a los primeros. La mayoría de las empresas aplica esta proporción de modo indiscriminado, cuando en realidad no existe, si se tienen en cuenta la diversificación de la industria y sus respectivos riesgos, de mayor o menor gravedad.



Como se observa, el costo directo corresponde al valor en dinero que se paga a la compañía aseguradora (o seguridad social) por concepto de indemnizaciones diarias y atención médica, proporcionada a los trabajadores con forme a la ley.
Cuando se habla de costo directo de un accidente, por lo general se refiere al costo ocasionado por la seguridad social que recae directamente sobre el individuo. Se consideran indirectos los costos de otros elementos, tales como material, tarea y medio ambiente.
Un buen punto de partida para este estudio, consiste en clasificar los accidentes como sigue:
a)Accidentes que producen lesiones (esta clasificación también sirve para calcular los índices de frecuencia y de gravedad).
b)Accidentes (o incidentes) que causan daños a los objetos.
c)Accidentes mixtos, ocasionan daños materiales y lesiones personales.

Después, se categorizan los accidentes de acuerdo con sus características y con el fin de facilitar los cálculos, dentro de la clasificación general anterior. Dichas categorías se presentan en el próximo capítulo.
Por lo tanto, al considerar al elemento individuo como base del costo directo es necesario un breve análisis.
6.1.4 Elementos de Costos Directos
Si se llama S al costo directo, y se establece como hipótesis que dicho costo resulta del desequilibrio del factor individuo; en otras palabras, este output se aplica al accidente causante de lesión (clasificación a y c) los elementos que constituyen dicho costo que son básicamente los costos de seguros y el denominado costo de capital humano.
Para determinar el costo de seguro, el planificador o estudioso del caso se ajustará de manera estricta a las leyes que reglamentan la materia en un país específico. El costo directo siempre consistirá en los saldos que por este renglón de seguridad se pagan, ya sea a una empresa privada o a instituciones estatales. Para mayor claridad se presentan dos casos particulares:
FRANCIA
La tasa de la cotización para seguridad social se calcula de acuerdo con el riesgo específico de cada establecimiento. La tasa bruta se determina por la relación siguiente:


y tasa neta:
Tn = Tb + Mt
Donde Mt = mejoramiento a tanto alzado, utilizada en la cobertura de accidentes de trayecto y de carga generales (gastos de reeducación profesional, gastos de gestión, etcétera).
Cotizaciones suplementarias. Se aplican al empleador que no cumple las disposiciones legales sobre seguridad. La tasa es de 25% sobre la cotización normal aplicable al establecimiento, hasta dos veces la cotización normal, es decir, triple normal.

 Artículo 448 del código de seguridad social. El empleador debe pagar la jornada de trabajo correspondiente al día del accidente.
 Artículo 469. La falta intencional del empleador o sus deficiencias, permite a la víctima exigir la reparación integral del daño ocasionado. La seguridad social permite obtener el reembolso completo de las prestaciones.
 Por ley Número 5,316 del 14 de Septiembre de 1967, se incluye el seguro de accidentes de trabajo en la previsión social.
 Artículo 7, ninguno de los beneficios por accidente de trabajo mencionados en este artículo puede ser inferior al salario mínimo del lugar de trabajo del accidentado.
 El INPS (Instituto Nacional de Previsión Social) mediante la orientación de servicio Número SAF-229.34, del 24 de Julio de 1970 establece que:

La empresa con tazas revisadas de acuerdo con el seguro de accidentes de trabajo, será responsable del pago integro del salario del día del accidente y de los quince días siguientes (tarifa 2). Sin embargo, puede valerse del recurso a que se refiere el artículo 15 del reglamento de la Ley Número 5,3 16/67, en cuyo caso es responsable solo por el pago del salario correspondiente al día del accidente (tarifa 1).
Las indemnizaciones dependen de la clasificación de la lesión y de la gravedad de la misma. La mayoría de los accidentes ocasionan lesiones que implican incapacidad total temporal. Las incapacidades permanentes parciales, por lo general, permiten al individuo el desempeño de algunas tareas de costumbre u otras, después de un período de readaptación o adiestramiento, aunque es probable un rendimiento menor y por lo tanto una remuneración más baja. Estos casos se subdividen en dos clases:
a) Lesiones previstas (Chamberlain, Capítulo 22, página 941), se encuentran especificadas en tablas, establecidas de acuerdo con disposiciones legales y presentadas en el capítulo anterior (anexo 1). Las indemnizaciones se pagan de acuerdo con porcentajes equivalentes a pérdida de uso o pérdida real.
b) Lesiones imprevistas o no especificadas, de carácter más general, para las cuales no existe clasificación (Ejemplo un corte en la espalda). En algunos estados de U. S. A. la indemnización en estos casos se calcula mediante un índice de dos tercios de la diferencia entre los ingresos semanales medios de una persona antes del accidente y sus ingresos semanales medios después de retornar al trabajo (a la misma tarea u otra).

En resumen el costo de seguro está constituido por la tasa de seguro pagable y el salario respectivo correspondiente a uno o varios días, de acuerdo con la legislación vigente en cada país. Luego:

Costo de seguro a = t + sd
Donde:
a = costo total del seguro
t = tasa de cotización de seguro
sd = salario por días
6.1.5 Costos Capital Humano Accidente y Enfermedad
Capital Humano: Es el aumento en la capacidad de la producción del trabajo alcanzada con mejoras en las capacidades de trabajadores. Estas capacidades realzadas se adquieren con el entrenamiento, la educación y la experiencia. Se refiere al conocimiento práctico, las habilidades adquiridas y las capacidades aprendidas de un individuo que lo hacen potencialmente.
En sentido figurado se refiere al término capital en su conexión con lo que quizá sería mejor llamada la “calidad del trabajo” es algo confuso. En sentido más estricto del término, el capital humano no es realmente capital del todo. El término fue acuñado para hacer una analogía ilustrativa útil entre la inversión de recursos para aumentar el stock del capital físico ordinario (herramientas, máquinas, edificios, etc.) para aumentar la productividad del trabajo y de la “inversión” en la educación o el entrenamiento de la mano de obra como medios alternativos de lograr el mismo objetivo general de incrementar la productividad.
El costo del capital humano incluye pagos y beneficios de personas en la nomina, costo de trabajadores contingentes, y el costo de absentismo y retiros. Los dos últimos son generalmente ignorados en los cálculos de costo laboral. Sin embargo es lógico que el absentismo y el retiro de empleados sean costos laborales.
Siempre se ha dicho que el recurso humano es el más importante en las empresas, por encima del dinero, la maquinaria y los edificios, sin embargo hasta ahora ha sido muy difícil medir el impacto que tiene este capital humano en los resultados de la empresa.
En este resumen se combinan aspectos cuantitativos y cualitativos, explicando cómo medir, tanto los costos del capital humano, como su productividad, desde tres puntos de vista:
• Organizacional (aportes a los objetivos corporativos)
• Funcional (contribuciones al mejoramiento de los procesos)
• Recursos Humanos (valor agregado clasificado por cinco categorías de actividades).
6.1.6 El salario accidente y enfermedad
Los salarios: son todos aquellos pagos que compensan a los individuos por el tiempo y el esfuerzo dedicado a la producción de bienes y servicios. Estos pagos incluyen no sólo los ingresos por hora, día o semana trabajada de los trabajadores manuales, sino también los ingresos, semanales, mensuales o anuales de los profesionales y los gestores de las empresas.
A estos ingresos regulares hay que sumarles las primas y las pagas extraordinarias, las primas por riesgo, nocturnidad, índice de peligrosidad u horas extraordinarias, así como los honorarios de los profesionales liberales y la parte de los ingresos percibidos por los propietarios de negocios como compensación por el tiempo dedicado a su negocio.
Los salarios pueden establecerse en función del tiempo, del trabajo realizado o en concepto de incentivos. A veces se descuenta a los asalariados que cobran en función del tiempo trabajado el tiempo no trabajado debido a una enfermedad, pero por lo general estos empleados suelen percibir un salario fijo con independencia de la continuidad. Los asalariados que cobran en función del trabajo realizado lo hacen dependiendo de las unidades producidas.
Los trabajadores que reciben sus ingresos gracias a un sistema de incentivos obtienen sus salarios siguiendo una fórmula que asocia el sueldo percibido con la producción o rendimiento alcanzado, de forma que se estimula una mayor productividad y eficiencia.
Un salario elevado no implica por fuerza que se asignen elevados ingresos anuales. Los trabajadores del sector de la construcción suelen percibir elevados salarios por hora trabajada, pero los ingresos anuales suelen ser reducidos debido a la falta de continuidad en el empleo de este sector.
Además, el salario nominal percibido no refleja los ingresos reales. En periodos inflacionistas el valor real de los salarios puede disminuir aunque su valor nominal se incremente, debido a que el coste de la vida aumenta más deprisa que los ingresos monetarios.
Las retenciones saláriales para pagar los impuestos sobre la renta, los pagos a la Seguridad Social, las pensiones, las cuotas a los sindicatos y las primas de seguros, reducen los ingresos reales de los trabajadores.


6.2 Costos Indirectos de los Accidentes y Enfermedades
Se ha calculados que los costos indirectos de un accidente o de una enfermedad pueden ser de cuatro a diez veces mayores que sus costos directos, o incluso más. Una enfermedad o un accidente laboral pueden tener tantísimos costos indirectos para los trabajadores que a menudo es difícil calcularlos. Uno de los costos indirectos más evidente es el padecimiento humano que se causa en las familias de los trabajadores, que no se puede compensar con dinero.
Se estima que los costos de los accidentes laborales para los empleadores también son enormes. Para una pequeña empresa, el costo de tan sólo un accidente puede suponer una catástrofe financiera.
Costos Indirectos:
Son el conjunto de perdidas económicas tangibles que sufren las empresas como consecuencia de los Riesgos de Trabajo.
1) El tiempo perdido de la Jornada Laboral
2) Los daños causados a las instalaciones, maquinaria, equipo y herramientas
3) Las perdidas en materia prima, subproductos o productos
4) El deterioro del ritmo de producción
5) La disminución de la Calidad
6) El incumplimiento de compromisos de producción y la penalización de fianzas
establecidas en los contratos
7) La perdida de clientes y mercados
8) Los gastos por atención de demandas laborales
9) El deterioro de la imagen corporativa


Para las Instituciones de Seguridad Social:
Representa el conjunto de prestaciones médicas y económicas que son destinadas a atender al trabajador lesionado.
1) El gasto en la prevención de los Riesgos de Trabajo
2) El gasto en la atención medica (de urgencia, hospitalización, cirugía, consultas,
tratamientos y rehabilitación)
3) Los gastos con motivo del estudio del paciente para efectos de valuación de las secuelas y asignación de las prestaciones económicas a lugar
4) Los gastos jurídicos por la atención de inconformidad y demanda de aumento en el monto de las prestaciones económicas
5) El gasto en prestaciones económicas al trabajador o a sus deudos (pago de
incapacidades, subsidios, pago de pensiones, pagos por mortandad)
6) La disminución de los recursos presupuestales disponibles para atender otros
problemas de salud

Para la Familia:
Consisten en las repercusiones económicas que la familia tiene generalmente que afrontar como consecuencia de los Riesgos de Trabajo y sus secuelas.
1) La disminución del ingreso económico familiar
2) Los gastos en materia de rehabilitación (terapias complementarias, ortesis y prótesis)

Para la Sociedad:
Se consideran los efectos económicos generales secundarios a los Riesgos de Trabajo y sus secuelas.
1) El descenso de la productividad en las empresas, la recesión, el desempleo y la
disminución del Producto Interno Bruto Nacional
2) La disminución de las contribuciones fiscales individuales
3) La disminución en la captación del Impuesto al Valor Agregado
4) La disminución en la captación de contribuciones fiscales de las empresas
5) El aumento en la erogación de recursos financieros del gobierno como aportaciones al presupuesto de las instituciones de seguridad social

En general, los costos de la mayoría de los accidentes o enfermedades relacionados con el trabajo, tanto para los trabajadores y sus familias como para los empleadores, son muy elevados.
A escala nacional, los costos estimados de los accidentes y enfermedades laborales pueden ascender al 3 a 4 por ciento del producto interno bruto de un país. En realidad, nadie sabe realmente el costo total de los accidentes o enfermedades relacionadas con el trabajo porque, además de los costos directos más patentes, hay multitud de costos indirectos que es difícil evaluar.
6.2.1 Introducción
Todo proceso inferencial se origina, por necesidad de modelos y sistemas de medición. En el campo de la organización industrial es muy difícil construir un sistema de medida apropiado, debido a la dificultad para definir de manera exacta y completa todas las variables participantes, por lo que los modelos son siempre arbitrarios e imprecisos. La medición del trabajo y sus consecuencias, a veces resulta más simple, ya que la variable fundamental es el tiempo (t).
Así pues, todo método estructural o de formalización está íntimamente relacionado con la elaboración del modelo.
Según Mouchot-Móles, modelo es la representación mecanicista en que intervienen órganos que actúan unos sobre otros, y contribuyen al funciona miento del conjunto.
Colin Lee, define al modelo, “como una parte de la metodología de la planificación que permite representar el sistema como tal”.
Forrester define: “Un modelo puede ser una base para realizar una investigación experimental a más bajo costo y menor tiempo, cuando se trata de realizar estudios de fenómenos complejos”.
En forma esquemática se presenta la clasificación de modelos como se indica en la figura 11.1.
La mayor parte de los modelos matemáticos utilizados en administración y economía, se clasifican dentro de los círculos de la figura anterior.
Por lo general, en tales casos se emplea el término modelo para significar la relación entre imputs y output, como parte de un sistema. Ahora bien, modelo de estado permanente, es aquel repetitivo en el tiempo, en el cual el comportamiento durante un período de tiempo es igual al de otros
Por otra parte, como fundamento del presente estudio, cabe anotar que gran parte del valor de un modelo matemático está en su precisión, a pesar de las limitaciones impuestas por la disponibilidad de datos.
Así pues, la delimitación de problemas y objetivos es la tarea más importante en cualquier actividad. Según Forrester (1961) “Los puntos demasiado generales no proporcionan un marco adecuado para la investigación; pero contrariamente los puntos restringidos, limitan la misma”.
También, de acuerdo con Mouchot-Moles “La metodología establece el principio de que el mundo no está ordenado a priori, exteriormente al hombre. Es al contemplarlo, y después al modificarlo que el hombre pone orden en e! mundo, porque todo hombre en el mundo es en mayor o menor grado un organizador”.
Antes de pasar al estudio del costo indirecto de los accidentes, se introducen ejemplos y estadísticas sobre los mismos, los cuajes proporcionan una idea general de su dim una vez cuantificados los llamados costos ocultos.
En primer lugar, se presenta la tabla 11.1 comparativa de las bajas militares durante la Segunda Guerra Mundial y el número de accidentes de trabajo ocurridos durante el mismo período. Por supuesto, no se tiene en cuenta la gravedad relativa de las víctimas. (Ver gráfica 2)

El anuario estadístico de España del año 1974, publica en sus páginas 212-287 la estadística de la tabla 11.2




6.2.2 Modelo Estándar moderno o de Simonds
Este método considera el estudio de todos los accidentes, a excepción de los incendios y catástrofes; se expresa por la fórmula:
CT = S + A + B + C + D
Donde:
CT = Costo total.
S = Costo asegurado.
A = Costo medio por número de casos de tiempo perdido.
B = Costo medio por número de casos de atención médica.
C = Costo medio por número de casos de primeros auxilios.
D = Costo medio por número de casos de accidentes sin lesión.

La categorización de accidentes según Simods es la Siguiente:
a)Casos de tiempo perdido: incapacidades parciales, incapacidades totales temporales.
b)Casos de doctor: incapacidades parciales temporales, casos de trata miento médico que requieren facultativo.
c)Casos de primeros auxilios: casos de primeros auxilios, casos que ocasionan daños a objetos por menos de $1 ,000.00 y pérdidas hasta de 8 H-H.
d)Accidentes sin lesión. que no producen lesión, que ocasionan daños a las cosas por más de $ 1,000.00 y pérdida de más de 8 H-H.

Conviene definir cada una de las anteriores clasificaciones.
•Accidente con incapacidad temporal total: Pérdida total de la capacidad para trabajar, imposibilita el regreso del accidentado a su ocupación habitual, por un período que principia al día siguiente del suceso y puede extenderse un año, pasado el cual se considera permanente total o parcial.
•Accidente con incapacidad permanente parcial. Reducción de la capacidad de trabajo con carácter permanente parcial, se considera como mínima una ausencia en el trabajo durante un año, entre otras por las siguientes consecuencias:

— Pérdida de cualquier miembro o parte del mismo.
— Reducción de la función de cualquier miembro o parte del mismo.
— Pérdida de la visión o alteración de la misma.
— Pérdida de la audición o alteración de la misma.
— Cualquier perturbación funcional o psíquica que en opinión del facultativo reduzca, por lo menos, 3/4 la capacidad de trabajo.
La evaluación de la reducción permanente de la capacidad se rea liza con base en la tabla del anexo 1, la cual expresa en forma convencional por días, la reducción parcial o total de la capacidad de trabajar, o la muerte por accidente. Se usa como referencia la supervivencia media del trabajador accidentado, estimada en 20 años o sea 6,000 días.
•Incapacidad permanente total: Es la pérdida total y de carácter permanente de la capacidad para el ejercicio de la ocupación habitual del accidentado. Son causa de incapacidad permanente total:

─La incapacidad temporal que pasa de un año.
─Pérdida de la visión de ambos ojos.
─Pérdida de la visión de un ojo con reducción simultánea de más de la mitad de la visión del otro.
─Pérdida funcional o anatómica de más de un miembro, en sus partes funcionales, se consideran como tales la mano y el pie.
─Pérdida de la visión de un ojo, al mismo tiempo, pérdida de un pie o una mano.
─Pérdida de la audición completa o reducción en 50%.
─Cualquier otra lesión o desequilibrio orgánico que ocasione la pérdida de más de 3/4 de la capacidad para el trabajo.

•Muerte: Deceso del individuo.
•Caso de tratamiento médico: Requiere un tratamiento especial por un facultativo, que puede implicar pérdida de un día de trabajo, el accidentado puede regresar a labores dentro de las cuarenta y ocho horas después del suceso.
• Caso de primeras curas: Primeros auxilios por motivo de simples heridas, rasguños, o golpes, etcétera, que no impiden la reincorporación al trabajo durante la misma jornada.
El paso siguiente consiste en calcular el promedio de costos no asegura dos por tiempo determinado (un año).
Existen dos hipótesis:
* La empresa no cuenta con datos.
* La empresa cuenta con datos del año anterior

La empresa no cuenta con datos
Sería el caso de una empresa nueva o de una que por primera vez desea registrar el valor de los costos por motivo de accidentes.
Se realizan los cálculos por categorías de accidente; luego se elabora una estadística y al final del período, el valor medio para cada categoría servirá para la programación de los costos del próximo período.
Ejemplo: Al final del año 1 existen los siguientes datos de la tabla 11.7.

La empresa cuenta con datos del año anterior
A partir de los datos del año 1974 se calculan los relativos a 1975, se obtiene el costo medio por accidente y por categoría; para el presente caso, columna 4 de la tabla 11.7.
Luego, se encuentra el cociente correspondiente al aumento salarial promedio del presente ario, entre el correspondiente al año anterior, multiplicándolo por los costos promedios obtenidos.
Así:
S2 = promedio horario de salarios del presente año.
S1 = promedio horario de salarios del ario anterior.
Se supone:
S2 = 49.60.
S1 = 40.00.


Es conveniente realizar estudios profundos, a partir de todo lo expuesto antes, para lo cual se formula un plan, denominado plan base con valor mientras el sistema estructural de la empresa no sufra grandes modificaciones, por ejemplo, cambio de objetivos que aumente el coeficiente de peligrosidad, ampliaciones, aumento de equipo, etcétera.

Plan base
Los casos estudiados aquí pueden servir de orientación; además se considera que dicho plan debe realizarse cuando la empresa opere en condiciones óptimas, respecto a número de empleados y rendimiento.



Todos los estudios expuestos en la presente obra se basan en cálculos estadísticos de muestras reales. Es decir, éstas deben ser siempre realmente representativas.
Para cumplir con este punto es necesario elaborar registros para cada tipo de accidente. La clasificación indicada antes, permite introducir modificaciones con base en las siguientes razones:

1. Simonds no distingue entre accidentes mortales y de lesión permanente total, ambos los clasifica como catástrofes; en esta obra se consideran categorías diferentes.
2. Las estadísticas existentes indican que de cada 300 accidentes, 1 ocasiona lesión grave, lo cual se considera en una categoría aparte. Se sabe que un accidente o lesión grave (muerte, incapacidad total permanente o temporal) motiva el reemplazo del trabajador. Para valuar los días perdidos, se considera un promedio de 15 días como período de contratación y adaptación del nuevo trabajador antes que rinda un 100%.
3. Simonds, en los casos de primeros auxilios incluye los que ocasionan daños materiales inferiores a 20 dólares (alrededor de 3,000 pesos). Además, considera dentro de los accidentes sin lesión los que producen daños materiales superiores a 1,000 pesos y una pérdida de 8 horas hombre. Para ambos casos, es conveniente: agrupar en categorías aparte los accidentes que sólo ocasionan daños materiales, no lesiones Considerando un límite de pérdidas entre 1,000 y 10,000 pesos, como anota Silas Fonseca, a fin de lograr exactitud en los valores medios. También se debe estimar el promedio de horas perdidas.
4. Conviene anotar el caso mixto, en el cual se producen a la vez, accidentes con lesión y daño material. En este caso, el valor de los daños materiales, inferior al límite mínimo de los casos sin lesión puede incluirse en la categoría de accidentes con lesión. Según Simonds, los accidentes que ocasionan daños materiales de gran magnitud sin lesiones se encuentran en proporción 1 a 1 respecto a los casos de incapacidad total permanente o temporal; entonces es probable que la última categoría sea mínima y a veces igual a cero, por la proporción 1:29:300.
5. Cálculo del plan base
Categorización de los accidentes:
A – 1 Mortales.
A – 2 Con incapacidad permanente total.
A – 3 Con incapacidad permanente parcial.
A – 4 Con incapacidad temporal.
A – 5 Casos de atención médica.
A – 6 Casos de primeros auxilios.
A – 7 Sin lesión, daños materiales menores de $ 1 ,000.00.
A – 8 Sin lesión, daños materiales mayores de $ 1,000.00 y menores de $ 10,000.00.
Fórmula inicial para calcular costos indirectos.

Donde:
CNA = total del costo indirecto.
CnAn = costo total del número de accidentes por categorías.
6.2.3 Hoja de Cálculo por Accidente
En las hojas de cálculo se presentan todos los elementos antes mencionados que constituyen el costo indirecto. Con base en dicha hoja se realizan los respectivos cálculos de acuerdo con las características y consecuencias de cada accidente.
1.Trabajador accidentado: Salario de los 15 primeros días (según legislación del país). Atención médica 15 primeros días (según legislación del país).
2.Daño al equipo: Reparación del equipo (mano de obra). Repuestos. Reposición (caso de inutilización).
3.Trabajadores no accidentados: T X número de trabajadores X salario.
4.Tiempo del supervisor: T X sueldo.
5.Horas extra de trabajo: Í trabajadas X salario especial. iluminación (costo/hora) Calefacción y refrigeración (horas de costo) Energía (costo/hora).
6.Reemplazo por otro trabajador: Contrato. Adaptación e instrucción. Rendimiento (- 30%/semana).
7.Gastos administrativos: Investigación, informes, transporte, etcétera. . . .
8.Diversos: Colaboración familiar (donaciones). Entrevistas y visitas al accidentado, T X salario.
9.Primeros auxilios: Durante el día del accidente.
10.Readaptación a nuevo trabajo: % menos/semana (3 semanas).
11.Bajo rendimiento a su regreso: 30%/semana,
12.Consulta médica: Consulta promedio del facultativo X número de consultas. Horas perdidas por atención médica y curaciones (x).



(Ti+Te+Tr) = Tmp
Ti = Tiempo de ida.
Te = Tiempo de espera.
Tr = Tiempo de regreso.

Tmp X salario X número de visitas:
─Costo promedio del dispensario (xx) = Costo anual de mantenimiento del dispensario/número de atenciones al año.
─Tiempo promedio del supervisor (igual a 4). Comprende: investigación, informe, reajuste trabajo, etcétera.
13.Costo ocasionado por paro de la maquina:
— Horas no trabajadas X costo horario/máquina.
— Horas no trabajadas X salario operadores/máquina.

14.Costo debido a bajo rendimiento del grupo:

— Horas de reorganización X salario X número de operarios.
— (30%) X número de operarios) (día accidente.
15.Pérdida o daño de materiales: Unidades X valor unitario + gastos de adquisición.
16.Sanciones por no cumplir con los plazos de entrega: Porcentaje del valor o importe, conforme contrato.
17.Ausentismo y problemas de reclutamiento: Días perdidos por salario de trabajador no reclutado.
18.Sanciones e indemnizaciones: Multas de acuerdo con la ley. Indemnizaciones de acuerdo con la ley.
(x) consultorio dentro o fuera de la empresa.
(xx) se encuentra el costo de primeros auxilios mediante la fórmula:

donde: a = Tmp; b = salario; c = costo medio del dispensario/visita; d = numero de visitas; e = costo del supervisor. Si el consultorio está dentro de la empresa, no se considera la consulta del médico ni la atención de la enfermera.
En la tabla 11.9 se interrelacionan todos los elementos de costos que in fluyen en cada categoría de accidente; sin embargo, en cada caso particular, no necesariamente participarán todos los elementos considerados. Por ejemplo, en un caso de muerte, puede dañarse o no el equipo.

Promedio de costos por categoría de accidentes
Se ha expuesto lo esencial sobre categorización de accidentes y las hojas de cálculo correspondientes. El siguiente paso consiste en encontrar, para cada categoría, el valor medio de sus respectivos costos. La medida usual es la media:

Puede o no haber trabajador accidentado (X).
Donde:
I = n
Xi = suma total de todos los valores obtenidos en las hojas de
¡ = 1 cálculo.
n = número de accidentes.
Inicialmente se aplicó el método Simonds de los valores medios

6.2.4 Coeficiente de Correlación de Gravedad
INDICES DE FRECUENCIA Y GRAVEDAD
La VI Conferencia Internacional sobre Estadística del Trabajo, reunida en el año 1947 en la ciudad de Montreal, estableció el Coeficiente de Frecuencia y el Coeficiente de Gravedad como medidas para el control y evaluación de los accidentes. Ambos coeficientes son utilizados en casi todos los países, permitiendo comparaciones internacionales al lado de comparaciones entre ramos diferentes de industrias.
La fórmula del Coeficiente de Frecuencia (CF) es la siguiente:
El Coeficiente de Frecuencia (CF) significa el número de accidentes con incapacidad ocurrido por cada millón de hombres / horas trabajadas durante el período considerado. Es un índice que relaciona el número de accidentes en cada millón de hombres/horas trabajadas con miras a cotejar comparaciones con todos los tipos y tamaños de industrias.
Para el cálculo del CF son necesarias las siguientes informaciones:
Número medio de empleados de la empresa en determinado intervalo de tiempo (día, mes o año), es la relación entre el total de horas trabajadas por todos los empleados en ese intervalo de tiempo y la duración normal del trabajo en el mis¬mo intervalo (teniendo como base las 8 horas diarias, 25 días Ó 200 horas por mes y 300 días o 2.400 horas por año).
Hombres / horas trabajadas es el número que determina la suma de todas las horas efectivamente trabajadas por todos los empleados de la empresa; inclusive de la oficina, de la administración, de ventas o de otras funciones. Son horas en que los empleados están expuestos a accidentes de trabajo. En el número de horas / hombre trabajadas deben ser incluidas las horas extras y excluidas las horas re¬muneradas no trabajadas, tales como las que se refieren a faltas abonadas, licen¬cias, vacaciones, enfermedad y descanso remunerado. Para el empleado cuyas horas efectivamente trabajadas sean de difícil determinación, serán consideradas 8 horas diarias. El número de horas / hombre trabajadas se refiere a la totalidad de los empleados de la empresa, o, en caso diferente, a una sección o a un departa¬mento definido.
La fórmula del Coeficiente de Gravedad (CG) es la siguiente:
Coeficiente de Gravedad (CG), significa el número de días perdidos y computados en cada millón de hombres/horas trabajadas, durante el período de tiempo considerado. Es un índice que relaciona la cantidad de retiros en cada millón de hombres/horas trabajadas, para establecer comparaciones con otros tipos y tamaños de industrias.
Para el cálculo de Coeficiente de Gravedad (CG) son necesarias las si¬guientes informaciones:
Días perdidos es el total de días en los que el accidentado queda incapacitado para el trabajo y es, por consiguiente, un accidente con incapacidad temporal. Los días perdidos se cuentan desde el día siguiente al accidente hasta el día que el médico levanta la incapacidad. Por lo tanto, en la cuenta de días perdidos se incluyen los domingos, los días de fiesta o cualquier otro no laborable en la empresa. En caso de accidente inicialmente considerado sin retiro pero que, por justa razón, pasa a ser incluido entre los accidentes con retiro, el conteo de los días perdidos será iniciado el día de la comunicación de la gravedad de la lesión.
Días perdidos trasladados son los días perdidos durante el mes, por accidente del mes anterior (o de los meses anteriores).
Días debitados, o días computados por reducción de la capacidad, o muerte, es el número de días que convencionalmente se atribuye a los casos de accidentes que terminan en muerte, incapacidad permanente, total o parcial y representan la pérdida total o la reducción de la capacidad para el trabajo, de acuerdo con la Tabla de Evaluación Convencional de la Reducción Permanente de la Capacidad para el Trabajo. Esta tabla es destinada a determinar convencionalmente en días, la reducción permanente, parcial o total, de la capacidad de trabajo, o muerte, por efecto de accidente, tomando como base el promedio de vida del trabajador accidentado, estimada en 20 años o 6.000 días.

6.3 Análisis de Costos
6.3.1 Costo de la Seguridad e Higiene

Las exigencias de la seguridad varían según los problemas de los riesgos. Algunas operaciones no son peligrosas, pero todas necesitan alguna planeación de seguridad. Si no se cuenta con ésta las operaciones pueden no estar bajo pleno control, los planes pueden resultar alterados y los costos aumentan. Por otra parte, la moral del empleado puede ser baja, lo que puede hacer difícil contratar una fuerza de trabajo adecuada. Además, la oportunidad para solicitar inspecciones de la OSHA, concedida por la ley a los trabajadores, puede traducirse en citatorios y multas.
Importancia de Conocer los Costos
A pesar de una favorable posición del departamento de seguridad, éste no puede permitirse descuidar los efectos de sus actividades sobre los beneficios de la compañía. Cuando las ventas disminuyen, o una compañía se encuentra en difícil posición financiera, por cualquier razón, la gerencia piensa con frecuencia en la posibilidad de eliminar o reducir algunos de sus departamentos administrativos. Por lo tanto, quizá se necesiten cifras que indiquen que el programa de seguridad no representa una carga financiera a fin de demostrar por qué deben continuarse cuando la empresa caiga en un bache.
O bien, pueden constituir el único método para incitar a la gerencia a que se embarque en un serio programa de seguridad por primera vez. La gerencia tiene que pensar en primer lugar en el éxito y la continuada existencia de la compañía. Si no tuviera la costumbre de evaluar las actividades de sus departamentos en función del efecto de las mismas sobre los beneficios, podría encontrarse con un aumento continuo perjudicial en los costos.
Cada vez se reconoce más que constituye una buena costumbre el que cada departamento de una empresa muestre a los altos niveles de la gerencia el valor de sus servicios, y ello en forma periódica. Esto es particularmente importante en el caso de los departamentos administrativos, cuya necesidad puede ser cuestionada en algunas ocasiones. El valor de una actividad en particular dentro de la firma puede ser indicada por muchos procedimientos, pero cuando se la presenta en función del dinero, mediante aumento en las ventas, o disminución en los costos, ésta constituye evidentemente la forma más efectiva. El dinero es el punto de referencia para medir y evaluar el desempeño de la compañía. Cuando el resultado del trabajo de un departamento puede ser mostrado en dólares ahorrados, los ejecutivos pueden entender inmediatamente, incluso sin conocer los niveles de desempeño en aquel terreno particular. Por otra parte, pueden al mismo tiempo observar una ganancia financiera por parte del dinero que fue otorgado a dicho departamento.
La gerencia debe aspirar a la operación eficiente si es que desea tener cierto control de sus actividades. Por lo tanto, no resulta sorprendente que en el año de 1944 R B. Blake, ingeniero de seguridad, decano de la Division of Labor Statistics, U.S. Department of Labor, haya dicho: “La principal fuerza impulsora del movimiento de la seguridad industrial es el hecho de que los accidentes cuestan mucho. Se pueden lograr ahorros considerables evitándolos. Esta opinión, que es muy apoyada hoy día, no contradice nuestra declaración anterior de que el objetivo primero y de mayor prioridad del trabajo relacionado con la seguridad es el humano. Esto indica sencillamente que para muchas compañías, la reducción de los costos ha sido el motivo que ha tenido en realidad el mayor efecto en el origen de una reducción de las lesiones. Por otra parte, Rinefort, en una tesis de doctorado, no publicada, concluyó que “los costos de los programas de seguridad y los costos de las lesiones sufridas en el trabajo se compensan”. Debe observarse que los beneficios económicos de programas de seguridad competentes pueden ser muy reveladores en muchos casos. Donde existe un alto riesgo y peligros serios, el costo de un programa de seguridad efectivo puede ser mucho menor que las consecuencias de los malos manejos de la seguridad. Los incidentes ocurridos a la nave espacial Challenger, la planta nuclear de Chernobyl y la planta química de Bhopal son ejemplos notables recientes.
El empleo de los datos acerca de los costos no se detiene con la aceptación, por parte de la gerencia, del principio que afirma que el trabajo de seguridad organizado es conveniente. Alguien ha de tomar decisiones para mostrar cuánto dinero ha de ser asignado a dicho trabajo y cuánto énfasis ha de ser dado a las operaciones de seguridad en las instrucciones procedentes de los altos niveles de la gerencia hasta llegar al nivel operativo.
Las leyes estatales y federales exigen actualmente que los lugares de trabajo se encuentren libres de riesgos reconocidos. Esto, y las razones humanitarias, demandan que haya seguridad, pero es en relación con el grado del esfuerzo para destacarse en este campo cuando el análisis de los costos desempeña una parte importante. También es cierto que el cumplimiento de los requisitos legales y de las demandas sociales se realiza mucho más libremente cuando puede mostrarse que los esfuerzos en pro de la seguridad realizan una contribución en pro de los beneficios, superando la totalidad o una parte importante de sus costos.
Las encuestas han mostrado que la inmensa mayoría de personas responsables de los programas de seguridad creen que es útil poner de relieve el costo de las lesiones, las enfermedades y los “accidentes”. Aproximadamente tres cuartas partes de los directores de seguridad que dieron respuesta a preguntas realiza das hace algún tiempo, indicaban que el costo de las lesiones y accidentes desempeñaba una parte importante en el aumento del apoyo por la gerencia. En un estudio de pares de compañías, completado en 1972, Yaghoub Shaffai-Sahrai determinó que un más amplio uso de los costos constituía uno de los factores en los cuales uno de los miembros con registros sobre lesiones mejor que sus “gemelos”, superaban a éstos.
Donde los costos relacionados con las lesiones y las enfermedades reciben poca atención por parte de los especialistas en seguridad con experiencia, existe, según parece, una de tres situaciones: (1) la compañía ha estado consagrada a la seguridad por razones que ya no son puestas en duda por la gerencia superior, con la consecuencia de que los costos no constituyen una decisión en las cuestiones de seguridad, (2) el director de seguridad teme poner de relieve las cuestiones correspondientes a la seguridad, por temor de no ser capaz de demostrar que sean plenamente beneficiosas, lo que podría automáticamente reducir el apoyo, o (3) finalmente la compañía prefiere tomar la posición de gestionar lo necesario en pro de la seguridad sin hacer caso de los costos, aunque éste no sea realmente todo el asunto.
Suponer que la seguridad es o debe ser procurada con exclusión de todas las demás consideraciones, es ignorar el mundo real. Debe ponerse en juego la razón. Si todos los automóviles, camiones y otros vehículos de motor se vieran limitados a una velocidad de diez kilómetros por hora, las lesiones y muertes de tránsito serían totalmente eliminadas. Pero el precio sería más alto del que la sociedad está dispuesta a pagar. Si las personas no practicaran más el sky y otras actividades más o menos peligrosas, muchos brazos y piernas rotos resultarían eliminados. En las operaciones industriales sería posible llegar a tales extremos para evitar todas las lesiones posibles, que la producción por hora de trabajo se limitaría tal vez a un 10% del nivel presente. Debe aplicarse la razón en todas las cuestiones. No obstante, existen indicaciones que una gran cantidad de negocios no llegan a efectuar las inversiones correspondientes al nivel más provechoso en Pro de la seguridad.
6.3.2 Gastos de la Seguridad e Higiene
La Comisión de Seguridad e Higiene, tiene como finalidad coordinar la revisión de las condiciones de seguridad e higiene en que se encuentran las instalaciones de la empresa. Esta se integra por personal tanto de la parte patronal, como de la parte trabajadora, de manera equitativa. La ley federal del trabajo, establece como obligación patronal la revisión periódica de las instalaciones y, en su caso, realizar las modificaciones pertinentes para adaptar las mismas a lo establecido por las NORMAS OFICIALES MEXICANAS, y el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, y en caso de negativa, se impondrán multas como una medida de coerción y aún a pesar de tener que pagar dichas multas, no le exime al patrón de las consecuencias y repercusiones que esto lleva implícito.
La Secretaría del Trabajo publicó en el Diario Oficial de la Federación el día Martes 21 de Enero de 1997, el Reglamento Federal de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente de Trabajo, en el mismo se establecen una serie de lineamientos obligatorios en materia de seguridad e higiene industrial, que aunado a las Normas Oficiales Mexicanas publicadas en diversas fechas desde 1993 y hasta la fecha, se complementan para que en todo México se tenga unificado una serie de criterios básicos, en los cuales se basa la integridad de todos los trabajadores en México Al referirnos a básicos, lo decimos literalmente, ya que en las Normas Oficiales Mexicanas, no se encuentran contenidas muchas disposiciones de seguridad que si se han desarrollado en otros países, como lo son las Técnicas de Ergonomía con todo lo que conlleva, por citar un ejemplo, y en nuestra legislación solo se menciona, sin existir obligación a desarrollar estudio, ni las consecuentes modificaciones de la disposición de maquinaria, equipo y útiles de trabajo de los trabajadores.
Por lo antes citado, se debe contar con esta comisión para su correcto funcionamiento, que se encuentra perfectamente establecido en la Norma Oficial Mexicana 019, NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-019-STPS-2004, CONSTITUCIÓN, ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LAS COMISIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE EN LOS CENTROS DE TRABAJO. En la misma se establece:
• Las obligaciones del Patrón.
• Las obligaciones de los Trabajadores.
• La integración.
• El funcionamiento.
• La organización.
A groso modo, este es el contenido de la norma, y para la revisión de las instalaciones del centro de trabajo se debe tener al menos nociones de seguridad e higiene industrial, ya que ello es lo que se revisará durante los recorridos.
Es sumamente importante contar con una comisión bien constituida, para delegar en ella toda la responsabilidad de controlar la seguridad del personal y prevenir las enfermedades profesionales de trabajo mediante la prevención y eliminación de riesgos de trabajo. Si en la empresa se establece un buen control, entonces acarreará al empresario los siguientes beneficios:
• Disminución de accidentes.
• Incremento en la productividad.
• Reducción de tiempos muertos.
• Disminución de gastos indirectos.
• Contará con toda la documentación que se requiere durante una visita de inspección, como las Actas de Recorridos, el Programa Anual de Verificaciones, los recorridos extraordinarios entre otros.
• Y como consecuencia lógica no tendrá que dar “mordidas”, y por ende NO TENDRÁ SANCIÓN ADMINISTRATIVA ALGUNA.
6.3.3 Perdidas por los Accidentes y Enfermedades
Frente al aumento de muertes, heridas y enfermedades relacionadas con el trabajo es necesario desarrollar en todo el mundo una cultura de seguridad preventiva, fue el acuerdo que tomaron la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), al conmemorar el Día Mundial sobre la Seguridad y Salud en el Trabajo.
Según datos de la OIT, el número de accidentes y enfermedades relacionados con el trabajo, que anualmente se cobra más de 2 millones de vidas, parece estar aumentando debido a la rápida industrialización de algunos países en desarrollo.
Más aún, una nueva evaluación de los accidentes y las enfermedades profesionales indica que el riesgo de contraer una enfermedad profesional se ha convertido en el peligro más frecuente al que se enfrentan los trabajadores en sus empleos. Estas enfermedades causan anualmente unos 1,7 millones de muertes relacionadas con el trabajo y superan a los accidentes mortales en una proporción de cuatro a uno.

En sus últimas estimaciones, la OIT descubrió que además de las muertes relacionadas con el trabajo, cada año los trabajadores son víctima de unos 268 millones de accidentes no mortales que causan ausencias de al menos tres días del trabajo y unos 160 millones de nuevos casos de enfermedades profesionales. Anteriormente, la OIT había calculado que los accidentes y las enfermedades profesionales son responsables de que alrededor del 4 por ciento del PIB mundial se pierda en concepto de pago de compensaciones y ausencias del trabajo.
Desglosadas por regiones, las cifras indican que el número de accidentes del trabajo se ha estabilizado en muchos países industrializados y de reciente industrialización, mientras que aumenta en países que están desarrollándose rápidamente en Asia y América Latina. Por ejemplo, el análisis de la OIT mostró que aunque el número de accidentes mortales y no mortales en el centro de trabajo permaneció estable o disminuyó en la mayoría de las regiones, en China, el número estimado de accidentes mortales aumentó de 73.500 en 1998 a 90.500 en 2001, mientras que los accidentes que provocaron tres días de ausencia del trabajo o más aumentaron de 56 millones a 69 millones. En América Latina, el aumento del número total de personas empleadas y el crecimiento del sector de la construcción, especialmente en Brasil y México, parecen haber provocado un incremento anual de los accidentes mortales de 29.500 a 39.500 durante el mismo período de tiempo.
La mejora de la salud de los trabajadores ha llevado a la OIT y a la OMS a colaborar estrechamente en cuestiones relacionadas con la seguridad y la salud en el trabajo. La OMS respalda la aplicación de estrategias preventivas en los países con una red de 70 Centros de Colaboración, en el marco de su Estrategia Mundial sobre Salud Ocupacional para Todos.

Se han previsto actividades conmemorativas del Día Mundial en más de 100 países. Tanto la OIT como la OMS están comprometidas con la promoción y la cooperación cada vez más estrecha que se produce a nivel nacional entre ministerios del Trabajo y de Salud, así como con organizaciones empresariales, sindicatos y otros representantes de la sociedad civil.

6.3.4 Rentabilidad
En el sector industrial es conocida la frase ¿si crees que la seguridad cuesta mucho dinero, prueba con los accidentes?. Aunque la seguridad, la prevención tiene un coste, las empresas más rentables acostumbran a ser también las más seguras. La seguridad forma parte del proceso, del procedimiento utilizado para la obtención de la rentabilidad. Los accidentes generan pérdidas humanas.

Referencias:
o http://www.medspain.com/ant/n4_abr99/costo.html
o http://www.mitecnologico.com/Main/CoeficienteCorrelacionDeGravedad
o http://www.itescam.edu.mx/principal/sylabus/rptSylabus.php?tipo=PDF&id_asignatura=279&clave_asignatura=INM-0406&carrera=IIND0405001

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada